20.06.2018

Día Mundial de los Refugiados: Huir de la violencia y persecución en Centroamérica


El 20 de Junio se conmemora el Día Mundial de los Refugiados, para solidarizarse con los millones de personas, que anualmente huyen de sus comunidades y países de origen a causa de la violencia, persecución y violaciones de derechos humanos. AWO International acompaña a las personas migrantes y refugiadas realizando, entre otros, un proyecto de construcción en el albergue migratorio “La Sagrada Familia” en el municipio de Apizaco en México. 

Los datos oficiales actuales de la Agencia de la ONU para los Refugiados (ACNUR) reflejan un escenario triste: 68.5 millones de personas tuvieron que huir de sus comunidades y países de origen en el año 2017, nunca en la historia han habido tantas personas refugiadas. Diariamente suceden 44,000 desplazamientos forzados. Según ACNUR guerras, violencias y persecuciones son las causas principales.

En el año 2017, hubo a nivel mundial 1.7 millones de solicitudes de asilo, la mayoría de ellas en los Estados Unidos (2017: 331,700 solicitudes). En comparación con el año 2015, la cantidad de solicitudes de asilo, que han sido entregadas en los Estados Unidos, se duplicó (2015: 172,700 solicitudes). La mayoría de las personas que solicita asilo en los Estados Unidos migran de El Salvador (2017: 49,500 solicitudes), seguido de cerca por Guatemala (2017: 35,300 solicitudes) y Honduras (2017:35,300 solicitudes).

Centroamérica: Las personas huyen de la violencia y las persecuciones

La situación de violencia en el Triángulo Norte de Centroamérica (Guatemala, El Salvador, Honduras) es alarmante. San Salvador, la capital de El Salvador, es una de las diez ciudades más peligrosas del mundo, en el año 2017 se documentaron 83.39 homicidios por cada 100,000 habitantes. En Guatemala, según datos oficiales han sido asesinadas en los últimos nueve años 7,273 mujeres, en promedio 15 mujeres mueren por una causa violenta cada semana. Un estudio de la Universidad de Honduras demuestra que la violencia es la tercera causa más común que les provoca (dis)capacidades a las personas adultas que están entre las edades de 18 y 63 años. Tales cifras reflejan por qué para muchas personas de Centroamérica el día a día está dominado por el miedo. Es por ello, que anualmente miles de centroamericanas y centroamericanos deciden emprender la ruta migratoria hacia México y los Estados Unidos de manera indocumentada.

“La Sagrada Familia” – Un albergue seguro para migrantes y refugiados en tránsito

“Me amenazaron a matarme si no me iba de ese lugar. Entonces decidí huir de mi país”, reporta un migrante de El Salvador, que desea permanecer anónimo. En la ruta migratoria encontró alojamiento en el albergue migratoria “La Sagrada Familia” en el municipio de Apizaco en México Central. El albergue está ubicado justo al lado de los carriles del tren llamado “La Bestía”, a lo cual muchas y muchos migrantes se suben diariamente para emprender la ruta peligrosa del sur de México hacia la frontera de Estados Unidos. “El viaje con el tren es muy peligroso. Dos veces se subieron pandilleros al tren. Si uno no trae nada, corre el riesgo que te arrojen del tren”, cuenta un migrante de Honduras.

En el albergue las y los migrantes tienen la oportunidad de bañarse, descansar y les sirven comida. Muchas y muchos de ellos se enferman en la ruta migratoria – algunas y algunos sufren un malestar estomacal, otras y otros sufren lesiones graves subiendo y bajando de “La Bestía”, así también le pasó al migrante hondureño. Al subir el tren, se lastimó el pie. Desde entonces tiene dificultades al momento de caminar, que resulta ser una gran desventaja, ya que muchas y muchos migrantes recorren una gran parte de la ruta a pie por falta de recursos económicos. Durante su estancia máxima de 48 horas en el albergue recibe atención médica.

Con el apoyo de AWO International se está realizando un proyecto de construcción para aumentar la seguridad del albergue. Dos dormitorios y la cocina del albergue se renovarán por completo y se ampliarán cumpliendo con los criterios antisísmicos, debido a que México con frecuencia se ve afectado por fuertes sismos – últimamente en septiembre del año 2017.

Más de 14,500 personas refugiadas solicitan asilo en México

A causa de la política migratoria restrictiva de los Estados Unidos bajo el presidente Donald Trump, cada vez más migrantes deciden solicitar asilo en México. En el año 2017 México documentó 14,589 solicitudes de asilo, en 2016 solamente eran 8,800 (COMAR). Por ello, el albergue migratorio “La Sagrada Familia” acompaña a las y los migrantes en sus procedimientos de asilo en colaboración con bufetes jurídicos especializados en derecho de asilo.

Al mismo tiempo, México ejecuta numerosas deportaciones, especialmente de migrantes de Centroamérica. Sólo en el mes de enero del año 2018 han sido documentadas 5,688 deportaciones de personas centroamericanas. La asociación Amnesty Internacional declara a este procedimiento de las autoridades mexicanas como ilegal, ya que en muchos casos se ignora que las refugiadas y los refugiados se ven amenazados en sus países de origen por persecuciones de pandillas u otros actos de violencia. De esa manera, la huida a México o los Estados Unidos muchas veces no representa, en caso de que termina en una deportación, una salida de la situación de violencia, porque el regreso de las personas refugiadas a sus países de origen significa en muchos casos la muerte.

El albergue está ubicado justo al lado de los carriles del tren “La Bestía”, a lo cual muchas y muchos migrantes se suben diariamente para emprender la ruta peligrosa hacia los Estados Unidos. (Foto: AWO International)

En el albergue las y los migrantes tienen la oportunidad de bañarse, descansar y les sirven comida. (Foto: La Sagrada Familia A.C.)

El viaje en el tren “La Bestía” es muy peligroso para las y los migrantes. (Foto: La Sagrada Familia A.C.)