16.03.2018

Iniciativas juveniles 2017: “¡El proyecto nos facilita empezar a caminar solos!”


Centroamérica está marcada por la falta de oportunidades: A partir de diferentes estudios, existen millones de trabajadoras y trabajadores desempleados, subempleados o informales. Sobre todo jóvenes se encuentran afectados por el desempleo y el trabajo informal. Ante esa situación, se realizaron en el año 2017 tres iniciativas juveniles en Guatemala, El Salvador y Honduras, que favorecen la generación de un ingreso para el sustento necesario digno.

Todas las personas tienen derecho a un trabajo digno, que te da las condiciones para la realización plena de otros derechos humanos. Las constituciones de cada país centroamericano reconocen los derechos laborales, así como la obligación de crear las condiciones para poder ejercerlos. Los países centroamericanos han ratificado diferentes tratados internacionales del ámbito de derechos humanos, como por ejemplo la Declaración Universal de Derechos Humanos de las Naciones Unidas, que indica en su artículo 23: “Toda persona tiene derecho al trabajo […] y a la protección contra el desempleo.”

La realidad en el ámbito laboral en Centroamérica no concuerda en muchos casos con lo estipulado en las normas internacionales, existen millones de trabajadoras y trabajadores desempleados, subempleados o informales.

Según el Instituto Nacional de Estadística (INE) la tasa de desempleo de Guatemala se ubicó en el año 2017 en 2.3 por ciento, es decir 154,100 personas de un total de 6.7 millones de la población económicamente activa no cuentan con un empleo asalariado. La tasa parece ser moderada, pero al revisar la temática a fondo uno observa la verdadera problemática: El 70.9 por ciento de las personas trabajadoras, es decir más de 4.5 millones de la población económicamente activa, participan en el sector informal – con tendencia a incrementarse. Luchando por la sobrevivencia, trabajan como vendedora o vendedor ambulante en la calle, en el servicio doméstico o en la construcción, donde no cuentan con un contrato laboral, ni gozan de un salario remunerado digno, ni mucho menos seguro social. Este fenómeno de tasas bajas de desempleo pero con alto nivel de informalidad laboral no se observa exclusivamente en Guatemala, se da en toda la región centroamericana.

Sobre todo las y los jóvenes se encuentran afectados por el desempleo y la informalidad, que también se ve reflejado en las estadísticas: En Guatemala, son desempleados el 54.8 por ciento de las y los jóvenes de entre 15 y 24 años así como el 45 por ciento de 25 años en adelante. Al no encontrar empleo formal, las y los jóvenes optan por generar un ingreso a través de actividades informales, 68 de las y los jóvenes trabajan en la informalidad.

Realización de tres iniciativas juveniles en el año 2017

Junto con sus organizaciones copartes AWO International apoya a las y los jóvenes dentro del marco del programa regional de la prevención de la violencia hacia jóvenes y el desarrollo integral de jóvenes. Después de varios años de trabajo en la formación, multiplicación e incidencia política, la juventud y sus organizaciones se han convertido en actores claves del programa. Desde el año 2013, AWO International les ofrece a las y los jóvenes como parte de un desarrollo integral, un fondo económico para que a través de sus grupos y redes juveniles tengan la oportunidad de desarrollar sus propios proyectos. Desde entonces fueron realizadas 40 iniciativas juveniles. Los proyectos juveniles son muy diversos, van desde actividades de formación y recreación hasta medidas generadoras de ingresos.

En este marco, se logró en el año 2017 la realización de tres iniciativas juveniles con el acompañamiento de las organizaciones copartes, siendo ACCSS en Guatemala, ACISAM en El Salvador y OCDIH en Honduras. Reaccionando a la falta de oportunidades en Centroamérica, las iniciativas juveniles buscan abrir nuevas perspectivas para las y los jóvenes de tres grupos juveniles que desde sus proyectos favorecen la generación de pequeños ingresos.

Guatemala: Iniciativa juvenil “Semilla”

Las y los jóvenes de la red de jóvenes Ak’ Molam, ubicada en el Quiché, Guatemala, produjeron en el marco de su iniciativa juvenil dulces, champú y pomadas para generar con la venta de los productos en sus comunidades un ingreso económico. Anteriormente, las y los jóvenes ya habían participado en formaciones sobre la producción de dichos productos por parte de ACCSS. Con un fondo de 1,500.00 Euros la red juvenil logró comprar los insumos necesarios para poder producir sus productos. “Todas y todos somos de comunidades rurales, donde por falta de recursos económicos es difícil desarrollarse. Por ello, estamos muy agradecidas y agradecidos por haber recibido fondos de AWO International, porque nos facilita empezar a caminar solas y solos”, dice Milda, miembro de la red y participante de la iniciativa juvenil.

El Salvador: Iniciativa juvenil “Payasadas Para la Vida”

La siguiente iniciativa juvenil nos lleva a El Salvador. “En cada cara triste hay una sonrisa escondida y esa es la que intentamos sacar nosotras y nosotros con nuestros shows y nuestra creatividad”, cuenta Nelson, que es integrante del grupo de payasos “El Papaturro” – Un grupo, que implementó el año pasado una iniciativa juvenil con el apoyo financiero de 500.00 Euros. “El Papaturro” consiste en seis jóvenes humoristas, que buscan hacerle reír a su público en sus shows en fiestas en las comunidades en El Salvador. En el marco de la iniciativa el grupo participó en un taller de malabares, así como logró comprar sus propios trajes coloridos. A través de las presentaciones las y los jóvenes logran generar su propio ingreso. Pero no es el ingreso económico que les motiva en su trabajo, sino persiguen el objetivo de lograr con sus presentaciones distraer a su público de su realidad diaria, que muchas veces es marcada por la violencia, pobreza y falta de oportunidades.

Honduras: Iniciativa juvenil “De cortador a productor”

La región alrededor de la comunidad El Modelo en Honduras. ubicada aproximadamente a 1,375 metros sobre el nivel del mar, es conocida por su cultivo de café. Las y los jóvenes del grupo juvenil, que son de las edades entre 14 y 26 años, ya han podido tenerhacer sus propias experiencias en la siembra y cultivo del café, trabajando como cortadoras y cortadores durante la temporada de cosecha. Con la implementación de la iniciativa juvenil se plantearon desarrollarse de cortadoras y cortadores a productoras y productores de café. En el marco de la iniciativa juvenil las y los jóvenes participaron en varios talleres ofrecidos por la organización coparte OCDIH sobre la siembra y cultivo del café y lograron comprar con el apoyo económico de 1,000.00 Euros 4,600 plantas de café y fertilizante. “Estamos muy motivadas y motivados de seguir trabajando en equipo, cuidando nuestras plantas y generar a través de la venta del café un ingreso. Además, me gustaría si podríamos servir como ejemplo para otras y otros jóvenes, que hasta ahora piensan que la única forma de poder salir de la situación de pobreza es la migración hacia los Estados Unidos”, cuenta Nahin, integrante del grupo juvenil. 

Las y los jóvenes de la red juvenil Ak’ Molam produjeron en el marco de su iniciativa juvenil dulces, champú y pomadas. (Foto: ACCSS)

El grupo juvenil de payasos “El Papaturro” logró participar en un taller de malabares y comprar sus propios trajes para sus shows. (Foto: ACISAM)

En el marco de la iniciativa juvenil el grupo juvenil de la comunidad El Modelo en Honduras se dedica al cultivo del café. (Foto: OCDIH)