01.02.2017

Ponte las gafas violetas – El rol de las mujeres en las migraciones


Ponte las gafas violetas! –  En el marco del simposio internacional de la feminización de las migraciones, Gretchen Kuhner analiza el rol de las mujeres en la problemática migratoria.

El 20% de los aproximadamente 400,000 personas migrantes de Centro América que atraviesan México en su camino a Estados Unidos cada año son mujeres y niñas. La mayoría de ellas tiene necesidades de protección internacional. Aunque la proporción de las mujeres de la población migratoria es notablemente alta, la problemática migratoria se reflexiona raramente de un punto de vista de género.

Un simposio internacional para la feminización de la migración

En el marco del simposio internacional ‘Feminización de las Migraciones. Panorama de la Agenda Global’ que tuvo lugar del 25 al 26 de enero 2017 en la Ciudad de México, nuestra organización coparte IMUMI (Instituto para las Mujeres en la Migración) hizo conciencia sobre la falta de la vista femenina hacia la migración. IMUMI fue co-organizadora del simposio por cuarta vez. El simposio pidió a las y los participantes ponerse unas gafas violetas – gafas del feminismo – para reflexionar el tema de migración desde un punto de vista de género porque las mujeres y niñas muchas veces han sido las más afectadas de la migración. Gretchen Kuhner, la directora de nuestra coparte IMUMI, va en su artículo ‘¿Y las gafas violetas para la mujer?’, que escribió en preparación al simposio, al fondo de este tema: ¿Qué son los retos para las mujeres afectadas por la migración? ¿Qué tipo de discriminaciones tienen que enfrentar? Kuhner da respuestas a estas y más preguntas en su artículo con la mirada a través de unas gafas violetas:

Gretchen Kuhner analiza el rol de las mujeres en la problemática migratoria

Hace muchos años la problemática migratoria ha sido reflexionada de una perspectiva androcéntrica en que sólo las experiencias del hombre han tenido voz. Pero según las Naciones Unidas desde hace más que cinco décadas representan el 50% de la población migratoria.

“Para conocer cómo es la participación de las mujeres en los diferentes procesos migratorios, es necesario colocarnos unas gafas violetas“, invita Gretchen Kuhner a las y los lectores del artículo. Las gafas feministas son necesarias para analizar el tema de migración desde una mirada de género y así nombrar la desigualdad entre hombres y mujeres.

Las mujeres están presentes en todo el ciclo migratorio mexicano: Tienen familiares que emigran con el objetivo de vivir el sueño estadounidense, ellas mismas deciden de iniciar el viaje peligroso, se encuentran en las rutas de migración o viven  en el país de destino muchas veces de forma ilegal. Luego muchas de ellas retornan a México.

Si se quedan las mujeres afectadas por la migración en el país del origen tienen que enfrentar muchas veces retos grandes: Son víctimas de violencia, sufren de la ausencia de su pareja y o enfrentan procesos de divorcio o pensiones alimenticias para sus hijas e hijos.

El aumento en el retorno de la población migrante ha sido provocado tanto por la crisis económica como el recrudecimiento de la política estadounidense. En el año 2013, 23% de los deportados de los Estados Unidos fueron madres y/o padres de hijas e hijos con ciudadanía estadounidense. Ellas y ellos no tienen acceso a la identidad mexicana ni al sistema escolar.

“En nuestro trabajo diario con mujeres vinculadas a la migración, vemos cómo los casos de separación familiar, deportación, violencia física y sexual, y barreras al acceso a la justicia, a la salud y a la educación, son una constante“, describe Gretchen Kuhner el trabajo de IMUMI.

Por eso, Kuhner no sólo invita al lector de reflexionar la migración a través de unas gafas de feminismo sino también recordarse de los compromisos (internacionales) que ha asumido México para garantizar los derechos de las mujeres migrantes y refugiadas.

La responsabilidad de los Estados en la política migratoria

Y esta temática Gretchen Kuhner también presentó durante el simposio internacional participando en el panel ‘Migración – Mujeres y Migración – Agenda Post-2015’ tratando el tema de educación e identidad de las mujeres migrantes. Durante el análisis de la agenda 2030 y los retos para las mujeres migrantes, las especialistas coincidieron en que ante las coincidencias de las agendas migratorias de la región sobre la ‘migración ordenada’ son los Estados los que deben generar políticas que permitan la regularidad de las personas, no responsabilizarlas a ellas.

Gretchen Kuhner participa en una mesa dentro del simposio internacional demostrando la influencia de la Agenda 2030 de las Naciones Unidas a los procesos migratorios nacionales. (Foto: IMUMI)