Huyen de la violencia: Integración de familias desplazadas

Más de 200,000 personas en El Salvador son desplazadas por la fuerza dentro del país cada año. Huyen de la violencia. Nuestra organización coparte CRISTOSAL está comprometida con los desplazados internos y apoya su integración en las comunidades de acogida.

San Salvador es una de las diez ciudades más peligrosas del mundo. Las pandillas criminales, las maras, tienen barrios enteros bajo su control y aterrorizan a la población. A menudo obligan a las y los jóvenes a unirse a su pandilla y exigen prubeas de ingreso, como el asesinato de un miembro de la pandilla contraria. Después de Siria y Lesotho, El Salvador es el tercer país más peligroso del mundo para las mujeres, con 9.4 feminicidios cada 100,000 habitantes al año.

Por lo tanto, muchas familias se ven obligadas a abandonar sus comunidades de origen para proteger sus vidas. Huyen de la violencia. Muchos huyen a los Estados Unidos, pero más de 200,000 personas al año emigran dentro del país. Sin embargo, el gobierno no reconoce el fenómeno: Las víctimas no están registradas oficialmente ni reciben apoyo.

Nuestra organización asociada CRISTOSAL trabaja con familias desplazadas para ayudarlas a integrarse e integrarse en las nuevas comunidades. También sensibilizan a las comunidades de acogida para que puedan tratar a la situación de manera adecuada. CRISTOSAL ha desarrollado su propio modelo trifásico para este propósito:

- Ayuda humanitaria con albergues y apoyo psicológico en situaciones de crisis
- Atención de transición con más apoyo psicosocial y el desarrollo de un nuevo plan de vida
- Integración social en las comunidades de acogida, trabajando tanto con la familia como con las y los integrantes de la comunidad y las y los representantes de la comunidad

Integración social en las comunidades de acogida

Nuestro proyecto conjunto contribuye sobre todo a las dos últimas fases: La atención de transición estabilizadora crea la base para la nueva vida de las familias en sus comunidades de acogida. Se les fortalece emocionalmente y se les informa sobre sus derechos para que puedan reclamarlos. Junto con la familia, las y los trabajadores sociales desarrollan un plan de vida en el que se establecen metas y se fomenta el pensamiento positivo dirigido hacia el futuro. Esto también incluye un nuevo comienzo financiero: a través de medidas de generación de ingresos o pequeños proyectos, se ayuda a las familias a ganarse la vida. Para que esto funcione, reciben formación y educación.

La tercera fase se refiere a la integración y participación en la comunidad. No se trata sólo de las familias, sino también del medio ambiente: esto incluye, por ejemplo, el acceso a la educación de las niñas, los niños y las y los jóvenes o el acceso al sistema de salud. Las familias deben participar activamente en la vida comunitaria. Para que la integración tenga éxito, el proyecto también está dirigido a las comunidades de acogida. Por ejemplo, se informa a las y los residentes sobre la situación y los derechos de las personas desplazadas con el fin de que se reúnan con los recién llegados sin prejuicios. Como parte del proyecto, se capacitará a 50 representantes de la comunidad en los siguientes temas: Los derechos humanos y los derechos de los desplazados internos, las estrategias de integración social y las medidas de generación de ingresos. Deberían cabildear con las organizaciones comunitarias, especialmente con las organizaciones de mujeres y de jóvenes, y también sensibilizar al público sobre la situación de los desplazados internos.

 

 

 

Informaciones sobre el proyecto:

Nombre del proyecto:
Integración social de familias que fueron desplazadas internas por la violencia

Lugar/Región:
Departamento de Morazán, El Salvador

Organización coparte:
Cristosal

Grupo destinario:
- Diez familias forzadas a desplazarse internamente
- Diez familias en la comunidad de acogida
- Cinco organizaciones comunitarias (p.ej. organizaciones de mujeres, jóvenes y comités de salud)

Actividades:
- Formación de miembros de las comunidades
- Asesoría legal
- Iniciativas económicas
- Incidencia política a nivel regional y nacional
- Actividades de campaña en los medios

Duración del proyecto:
2019-2021

Presupuesto:
65,000.00 Euros p.a.

Donante: 
Ministerio Federal Alemán de Cooperación Económica y Desarrollo

 

 

Datos de contacto:

Cristosal
Director: Noah Bullock

Dirección: Calle La Mascota y Avenida Jerusalén #1015
San Salvador, El Salvador

Teléfono: +503 2508 3897
Correo electrónico:
Facebook: Cristosal

Cristosal informa sobre los derechos de personas desplazadas. (Foto: Cristosal)
En talleres se enlabora cómo lograr una integración social de las familias desplazadas en las comunidades de acogida. (Foto: AWO International)
A través de iniciativas económicas las familias deberían lograr un nuevo inicio. (Foto: Cristosal)