Reconstrucción en Guatemala después del terremoto en 2014

Los techos se quiebran, las casas se caen: El 7 de julio de 2014  se produjo un terremoto de 6,9 grados de magnitud en el territorio fronterizo entre México y Guatemala. Especialmente dañado quedó el municipio Sibinal en el departamento de San Marcos en Guatemala, numerosas casas quedaron inhabitables. AWO International apoya a la Diócesis y al Obispado de San Marcos en la reconstrucción.

El 7 de julio de 2014 a las 05:24 tembló la tierra: El terremoto de magnitud 6,9 dejó graves daños, sobre todo en el departamento de San Marcos en Guatemala y en el municipio de Sibinal. Cientos de personas necesitaron ayuda urgente, numerosos municipios quedaron incomunicados. Casas, que habían sido construidas con materiales de construcción sencillos, como el adobe, quedaron inhabitables. Para protegerse del fuerte sol, del frío por la altura en el altiplano, de la lluvia y del viento, muchas familias tuvieron que improvisar: Cabañas hechas de chapa ondulada y de nylon les sirvieron de refugio. Las medidas estatales llegaron demasiado tarde a muchos lugares y con frecuencia no eran suficientes para proteger a las personas de la amenaza de otras desastres naturales.

Reconstrucción de San Marcos: Piedras de hormigón y madera para la estabilidad y la flexibilidad

Junto con la Diócesis y el Obispado de San Marcos, AWO International apoyó en la reconstrucción de las casas de varias familias especialmente afectadas por el terremoto, y así pudo ofrecerles de nuevo un hogar seguro. El objetivo no sólo consistía en ofrecer a la gente un nuevo hogar tras el desastre natural, sino protegerla al mismo tiempo de otros peligros derivados de los terremotos. Las prestaciones de apoyo abarcan desde el material de construcción o la mano de obra hasta el asesoramiento técnico en la reconstrucción.

Después se utilizó en la construcción adobe frágil, el nuevo material tenía que resistir mejor los movimientos de tierra. Por ello, se construyeron las nuevas casas con una mezcla de madera y de piedras de hormigón. La madera ofrece la flexibilidad necesaria y no reacciona frágilmente a los movimientos de tierra, mientras que las piedras de hormigón garantizan la estabilidad necesaria de las casas.

Con el objetivo de conservar las casas en el futuro, las familias participaron en la reconstrucción y recibieron formación. De esta manera, aprendieron sobre nuevos materiales de construcción y a cómo trabajar con ellos. Así, se protegen de desastres futuros y encuentran un alojamiento seguro en sus casas, en caso de fuertes temblores, que pueden convertirse en terremotos. 

 

 

 

Informaciones sobre el proyecto:

Nombre del proyecto:
Reconstrucción de casas después de un terremoto en Guatemala

Lugar/Región:
Municipio Sibinal en el departamento San Marcos, Guatemala

Organización coparte:
Diócesis y Obispado de San Marcos/Pastoral Social

Grupo destinario:
Cinco familias afectadas por el terremoto

Actividades:
- Compra de materia prima para la construcción
Asesoramiento técnico para la reconstrucción
- Capacitaciones para las familias afectadas para el mantenimiento de sus casas

Duración del proyecto:
2014

Presupuesto:
5,400.00 Euros

Donante: 
Fondos propios

 

 

Algunas casas se quedaron con grietas en las paredes otras no aguantaron los movimientos fuertes de tierra y se cayeron. (Foto: AWO International)
Las nuevas casas se construyeron con una mezcla de piedras de hormigón y madera para garantizar suficiente flexibilidad y también estabilidad ante desastres naturales futuros. (Foto: AWO International)